+1 787-857-0050

Puerto Rico

+1 402-270-9225

Orlando, FL

¿Sabías lo que dicen las letras pequeñas de tu póliza de seguro?

Al contratar un seguro, efectivamente, estás dando tu aprobación a la celebración e inicio de un contrato que queda plasmado en la póliza de seguro. Este documento contiene cláusulas y, a su vez, estas tienen líneas clave que explican condiciones y posibles escenarios relacionados con incumplimientos, impago de cuotas, entre otros aspectos vinculados con la cobertura del seguro de vida, de vehículo, etc.

 

En muchas ocasiones, cuando compramos un seguro, solo nos dejamos llevar por el precio accesible, las cuotas cómodas y la amplia cobertura que poseen. Sin embargo, no nos detenemos a leer la letra pequeña, que nos dará una visión más clara del producto que estamos comprando para así poder darle un mejor uso, pero siempre dentro de los términos legales establecidos en eso que comúnmente conocemos como la “letra pequeña”.

 

Para poder conocer y entender bien esas condiciones, lo que te recomienda nuestro equipo de especialistas de Benítez Insurance, es leer detalladamente los siguientes aspectos clave del contrato, incluso para saber cómo cambiar de seguro de auto. Toma nota.

 

  1. Quién es el asegurado o qué bien es el asegurado: aunque parezca obvio, debes asegurarte de tener claro qué es lo que se asegura, quién es el beneficiario de ese seguro y quién contrata el seguro para evitar problemas en el trámite del registro de, por ejemplo, la póliza de seguro de auto.

 

  1. Saber las coberturas exactas: muchas personas cometen el error de no leer bien las cifras ligadas a las coberturas. Por esta razón, es importante conocer qué coberturas están especificadas en la póliza, así como conocer las limitaciones que el contrato establece en relación a dichas coberturas. Debes saber hasta dónde llega la cobertura del seguro, tanto en monto como en tipo de accidentes o situaciones. Tener todos los datos acerca de qué incluye y qué excluye deberá estar expuesto en la póliza de manera clara.

 

  1. Presta atención a determinadas palabras: el lenguaje y la forma en que está redactado el contrato es muy importante. Puede parecer un detalle pequeño, pero de esto depende el alcance que recibirás de la cobertura. Debes prestar especial atención a las conjunciones “y” y “o”, ya que una implica “además» y la otra excluye, posiblemente excluye un beneficio de la póliza. Hay que poner ojo en ello. Además, también hay que entender todo punto que contenga palabras como “solo sí”, “mayor que” o “sin embargo”, ya que también generan exclusiones al incluirlas en la póliza y significan condiciones en la contratación y uso de la póliza.
EnglishEspañol